KTARSIS
Revista Online del Entretenimiento Audiovisual


Críticas

30 abril, 2017

BANDERAS DE NUESTROS PADRES, de Clint Eastwood

Más artículos de »
Escrito por: Pablo Gutiérrez

ktflagsofourfathersc.jpgBANDERAS DE NUESTROS PADRES (FLAGS OF OUR FATHERS, EEUU 2006, Bélica, 132 Minutos)
Dirección:
Clint Eastwood.
Guión: Paul Haggis, William Broyles Jr. (Sobre el libro de James Bradley y Ron Powers)
Reparto: Ryan Phillippe, Jesse Bradford, Adam Beach, Paul Walker, Jamie Bell, Barry Pepper, John Benjamin Hickey, Robert Patrick.
Música: Clint Eastwood.

Valoración: 8/10

Resumen: Una de las más famosas fotografías de la historia fue tomada en lo alto del Monte Subirachi durante la batalla de Iwo Jima. Los tres supervivientes del grupo de hombres que alzaron la bandera en la cima fueron aclamados como héroes por la opinión pública americana. Pero el gobierno vio la oportunidad de dar un uso más material a sus tres soldados.

Crítica: De vez en cuando alguien en Hollywood coge el fusil, viste de madelman a las estrellas de turno y los pone a pegar tiros delante de una cámara. Se anuncia a bombo y platillo la película, la gente degusta entretenidamente unas palomitas ante la pantalla y ahí termina todo. Respecto a esto, en una velada declaración de intenciones, dice un personaje de Banderas de Nuestros Padres que los que menos idea tienen de lo que es la guerra, son normalmente los que más hablan de ella. Tal vez por esa razón, Eastwood no centra su película en la contienda física entre ejércitos, sino en los conflictos internos de sus personajes, tres supervivientes convertidos en héroes para ser usados como marionetas en la manipulación masiva de un país necesitado no ya tanto de esperanza, como de consuelo. La famosa fotografía fue para unos un alivio, un motivo final, para el doloroso sacrificio de vidas que se cobró la guerra, para otros el simple salvamento de su trasero político, y para nuestros tres protagonistas una sangrante herida en sus remordimientos. Como ocurre en las obras más recordadas del género bélico, Eastwood ha sabido dejar atrás el mero espectáculo, el enaltecimiento, la propaganda o la justificación, para hablar del micromundo deontológico del soldado. Y no ya tanto del guerrero, sino del ciudadano normal que se ve rodeado en combate por la demolición del más ínfimo nivel de humanidad, y que al regresar a su mundo se encuentra con la misma rapiña hacia la moralidad, el sentido del honor y el compañerismo. Cierto es que Eastwood no brilla de igual manera que en ocasiones anteriores en el apartado técnico, y que tal vez por ya manida, la narración puramente bélica no causa el mismo impacto que en precedentes del género. Pero el director consigue de nuevo impactar emocionalmente, con algunas escenas cargadas de significado que culminan con un cierre final magistral. Y con una reflexión sobre la probable temática de su inminente Cartas Desde Iwo Jima. No siempre hay una cámara para retratar las miserias que cometen los héroes.

O.K.: Su pulcro discurso emocional.

K.O.: Decepcionará a los que busquen una aventura bélica.

ktbanderascf.jpg






3 Comentarios


  1. JJ

    Vaya pedazo peli, y el caso es que está pasando bastante desapercibida a nivel de público para lo que es. Que no le pase nada entonces a Cartas desde Iwo Jima…


  2. JJ

    Ah, y como mola la chorradita esa para previsualizar links!!


  3. Sí jeje, el SNAP se sale.

    Y la peli a mí me ha encantado. Y lo que tú dices. Que si esta ha pasado desapercibida, Cartas… se va a salir.



Deja un comentario