ktatrapaelfuegoc.jpgATRAPA EL FUEGO (CATCH A FIRE, Suráfrica-EEUU-UK, Drama, 98 Minutos)
Dirección:
Phillip Noyce.
Guión: Shawn Slovo.
Reparto: Derek Luke, Tim Robbins, Bonnie Mbuli, Mncedisi Shabangu, Tumisho Masha, Roberts Hobbs.
Música: Philip Miller.

Valoración: 8/10 

Resumen: A pesar del apartheid, Patrick vive feliz junto a su mujer y sus hijas. Intenta mantenerse alejado de la política, y aunque muchos de sus compañeros apoyan a los rebeldes, él prefiere prestar atención únicamente a su trabajo. Todo cambia cuando la planta energética en la que es capataz sufre un atentado y Patrick es acusado injustamente.

Crítica: Hay películas cuyo mensaje consigue que estén por encima de cualquier juicio meramente técnico. Este es el caso de Atrapa el Fuego, abrumador filme que se nutre en desmedida de su trasfondo. Noyce, apoyado en una fuente de primera mano (Shawn Slovo) compone una angustiosa trama en torno a un hombre inocente, injustamente acusado y torturado posteriormente por sus captores. Una historia tópica en torno a un ciudadano forzado a rebelarse, hábilmente narrada que ensalza sin rubor, la figura del terrorista-héroe en una suerte de V de Vendetta africana. Brillan, además, el ascendente Derek Luke y un siempre notable Tim Robbins, aquí dos hombres destinados a enfrentarse. La contraposición de un pasional y humilde hombre de familia, con la vida de un frío y hábil manipulador es el principal motor de la película, y su recurso más importante a la ahora de resaltar las diferencias entre los estratos raciales del país. Un examen cerebral, nos deja pues, ante un producto interesante que no alcanza sin embargo el calificativo de imprescindible. Pero Atrapa el Fuego no busca dejar fríos los corazones, sino encenderlos con la llama de la libertad. La película logra que cada abuso, cada humillación, agite nuestros corazones tal vez de la misma manera que sacudió el del propio Patrick Chamusso. Dejando de lado convicciones políticas, consigue homenajear a un auténtico monstruo creado por la opresión. Un hombre pacífico y apolítico, que sometido directamente a la injusticia se convirtió por necesidad en un rebelde con causa. Auspiciada en una realista narración de acontecimientos aunque tal vez aquejada por la carencia de ese mismo realismo en el retrato de su protagonista, Atrapa el Fuego es un relato profundamente emocional de un continente maltratado, en el que aún arden las antorchas.

O.K.: Su sentida apología de la libertad.

K.O.: Cierto exceso en su homenaje.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.