kthollywoodlandc.jpgHOLLYWOODLAND (EEUU 2006, Drama, 126 Minutos)
Dirección:
Allen Coulter
Guión: Paul Bernbaum
Reparto: Adrien Brody, Ben Affleck, Diane Lane, Bob Hoskins, Robin Tunney, Molly Parker, Lois Smith.
Música: Marcelo Zarvos.

Valoración: 6/10

Resumen: El 16 de Junio de 1959 George Reeves apareció muerto de un tiro en la cabeza. Para la policía, un sencillo caso de suicidio que se complicó debido a la identidad de la víctima. Reeves era un actor archifamoso por dar vida a Superman en la serie de televisión que triunfaba en los 50. Todos amaban y admiraban a Reeves, menos él mismo…

Crítica: No todo es brillo y glamour en el paraíso de las estrellas. También existe un mundo tenebroso y lúgubre fuera del Jardín del Edén, más allá de las fronteras del éxito. Hollywoodland, filme en principio puramente noir, no es sin embargo un thriller de misterio, conspiraciones e intrigas, sin duda la parte más mediocre de la cinta, sino una exploración del reverso más oscuro del éxito. El género policíaco deja paso al drama en la biografía de un hombre tremendamente consciente de su propia mediocridad. Reeves, aclamado, seguido y envidiado era paradójicamente el único capaz de percibir la vulgaridad de su trabajo, una carga psicológica agotadora para un astro eternamente triste. Coulter dibuja con acierto a su personaje principal, pero desaprovecha los recursos de un medio que solicita un mejor tratamiento de la espectacularidad y una mayor amplitud a la hora de mostrar escenarios y localizaciones, al fin y al cabo, vitales contextos de las circunstancias de sus personajes. Puede que Coulter haya salido de la televisión, pero la televisión no ha salido de Coulter. Para lo bueno y para lo malo, ya que del mismo modo, logra sobresalientes escenas cargadas de simbolismo, desde ese fugaz paseo por las nubes que abre la película, tal vez llevados de la mano del auténtico Superman, o la conmovedora grabación de los últimos días de Reeves, culminación del descenso de un mito. Además la dirección de actores es brillante, logrando que Brody saque lo mejor de un tópico personaje y que Lane vuelva a brillar en un papel que parece siempre destinada a encarnar con tiento. El mejor partido se lo lleva en esta ocasión un sorprendente Affleck, sin duda ligado en algunos aspectos a su alter ego. Un mal actor que admitía sin rubor la insignificancia de su obra. El optimismo es sin duda, el punto a favor de Affleck. Este superhombre contemporáneo es sabedor, al contrario que su personaje, de que Hollywood es un terreno peligroso para la vocación artística. Siempre hay el mismo número de estrellas, pero no siempre son las mismas.

O.K.: La brillante definición de su personaje principal.

K.O.: La insulsa trama policíaca.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.