A pesar de su rotundo éxito, pocos aguraban nuevas entregas de The Departed, remake de Infernal Affaris que ha dirigido este año el incombustible Martin Scorsese. A pesar del final de la película, que no dejaba demasiados cabos sueltos como para pensar en secuela, la productora está ya pensando en dos nuevas entregas de la misma temática, mabientadas en el mismo «universo» y protagonizadas por los mismos personajes. Una precuela y una secuela complatarían la trilogía de Infiltrados. A la saga regresaría Mark Wahlberg, candidato este año al Oscar debido a su papel en la obra de Scorsese. William Monahan, también nominado, ya está desarrollando el guión de la secuela, en la que la corrupción tocará ahora el ámbito político. Según Wahlberg, la corrupción se hace cada vez más profunda, y es lógico que toque ámbitos más elevados e importantes que los mafiosos de barrio. Un viejo colaborador de Scorsese, como es Robert De Niro (Malas Calles, Taxi Driver, Toro Salvaje) está negociando su incorporación a la futura película en calidad de un malvado congresista. El rodaje ya se planea para finales de año o comienzos de 2008.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.