ktasescalientes.jpgASES CALIENTES (SMOKIN’ ACES, EEUU-UK-Francia 2006, Acción, 109 Minutos)
Dirección:
Joe Carnahan.
Guión: Joe Carnahan.
Reparto: Ryan Reynolds, Ben Affleck, Andy Garcia, Alicia Keys, Ray Liotta, Jeremy Piven, Peter Berg, Taraji Henson, Chris Pine, Martin Henderson, Jason Bateman, Common.
Música: Clint Mansell.

Valoración: 5/10

Resumen: Buddy “Ases” Israel es un testigo que podría acabar con la organización mafiosa más importante del país. Para evitar su testificación, se ha puesto precio a su cabeza. El FBI tratará de proteger a Buddy, pero siete asesinos a sueldo tratarán de hacerse con la suculenta recompensa.

Crítica: Es poco usual entrar en una sala de cine sabiendo exactamente lo que se va a ver, pero es aún más extraño salir de ella sin saber lo que se ha visto. Smokin’ Aces nacía con la pretensión de ser un filme atípico, único, renovador, original, pero realmente tan sólo es una película rara. Y su rareza no reside en sus variopintos personajes, sus absurdos diálogos o su frenética puesta en escena. La peculiaridad de Ases Calientes es su falta de determinación a la hora de autodefinirse. El prometedor Joe Carnahan volvía tras su Narc a la gran pantalla con una aparente comedia de acción muy en la línea del cine de Tarantino o Ritchie (lo cierto es que decir el primer nombre define ya al segundo). Durante la primera parte de la película eso es esencialmente lo que vemos. Estrafalarios personajes supuestamente carismáticos que mantienen delirantes conversaciones carentes de información, pero plenas de ritmo y atractivo para el gran público. Todo ello formando parte de una trama de acción con un fallido toque de suspense, alrededor del decadente Buddy Israel aquí, confesión mediante por parte de Carnahan, la típica víctima del éxito asediada por sus detestables hábitos y sus extremas circunstancias. Pero Carnahan intenta rizar el rizo, y súbitamente el filme pasa de ese tono desenfadado a un inapropiado intento de melodrama en el que además, la mayor parte de las historias quedan irresolutas. ¿Cómo humanizara unos personajes que son la representación máxima del estereotipo? De modo que uno abandona el cine sin saber si ha visto sonrisas o lágrimas. Si debe reírse o llorar…

O.K.: El imaginativo aprovechamiento de las escenas de acción.

K.O.: El drama final.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.