ktdiamantedesangre.jpgDIAMANTE DE SANGRE (BLOOD DIAMOND, EEUU 2006, Drama-Aventuras, 143 Minutos)
Dirección:
Edward Zwick.
Guión: Charles Leavitt, Edward Zwick, Marshall Herskovitz.
Reparto: Leonardo DiCaprio, Djimon Hounsou, Jennifer Connelly, Arnold Vosloo, Stephen Collins, Michael Sheen.
Música: James Newton Howard.

Valoración: 7/10

Resumen: Sierra Leona, 1999. Tras ser separado de su familia, Salomon Vandy es enviado a las minas de diamantes. Allí encuentra una piedra de extraordinario valor, pero él no es el único que conoce su existencia. Danny Archer, un mercenario sin escrúpulos, también desea el diamante. Juntos iniciarán una búsqueda que les obligará a cruzar la guerra civil que asola el país.

Crítica: El cine de Zwick es una eterna promesa que nunca suele terminar cumpliéndose. Emocional, bienintencionado e incluso épico, el producto final suele quedar mancillado por factores muy alejados de la pureza que busca el cineasta. Diamante de Sangre no es la excepción. La problemática africana, de vigencia en los últimos tiempos en la gran pantalla (El Jardinero Fiel, Atrapa el Fuego, El Último Rey de Escocia), es mostrada en el filme como lo que es. Un cementerio de sueños rotos, destino de las miserias que exportamos a raudales desde el primer mundo. Zwick retrata los más crudos episodios de la reciente guerra civil en Sierra Leona, pero el sufrimiento parece en Diamante de Sangre una excusa argumental para aumentar la emotividad de una trama esencialmente aventurera. La guerra, la muerte, el hambre, la miseria, la codicia… todo parece quedar en un segundo plano en pro de una historia en algunas fases lúdica, divertida e incluso deliberadamente folklórica. Zwick vuelve a ser absorbido por la riqueza cultural que le rodea, sumiendo en algunas escenas al espectador en un colorista safari en el que la amargura anteriormente mostrada parece ser algo lejano, irreal. Por momentos brillante, emotiva y visualmente cautivadora, el verdadero valor de Diamante de Sangre es el trabajo de su tripleta protagonista. Una Jennifer Connelly siempre ladrona de miradas, un notable Leonardo DiCaprio (en la versión original con un trabajado acento afrikaans) cada vez más consciente de su profesión y un sublime Djimon Hounsou, verdadera estrella del filme, que porta en su interior el drama de un pueblo que parece estar destinado a sufrir.

O.K.: El trabajo de sus protagonistas, a destacar Djimon Hounsou.

K.O.: Algunas fases confusamente coloristas.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.