Nicole Kidman protagoniza la extraña, glamourosa y sensual portada portada de Octubre de Vanity Fair, siguiendo así con la línea habitual de la archifamosa revista. En esta ocasión el magazine tiene una invitada de altura. Ganadora del Oscar y probablemente la trabajadora más regular y persistente de la industria, Kidman se ha convertido además en un icono de la elegancia. Con su situación sentimental ya regularizada, después de años de turbulencias junto a Tom Cruise, Kidman sigue presentando multitud de títulos cada año. Este 2007, sin ir más lejos, aún tiene pendientes el estreno de Invasión y la prometedora La Brújula Dorada, presumible taquillazo de estas Navidades.

GALERÍA COMPLETA de IMÁGENES

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.