Daniel Day Lewis vuelve a transformarse (hay actores que trascienden de la mera interpretación) en un icono de la prosperidad americana para deleite del director Paul Thomas Anderson y previsiblemente, para todo aquel que vea There Will Be Blood. El filme, que profundiza en las dolorosas raícesde la riqueza, parece ser uno de los tapados de fin de año que normalmente suelen arrebatar premios y alabanzas a productos más publicitados. La película se estrena en Estados Unidos en la estratégica fecha del 26 de Diciembre. A partir del 9 de Febrero, habrá sangre en España.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.