«No sé exactamente por qué. A veces te creas reglas para ti misma, y a veces esas reglas están para romperse. Tienes que probar cosas por ti misma y ver qué tal funcionan«. Así se expresaba Natalie Portman en la presentación de Hotel Chevalier, anodino cortometraje que ganó enteros gracias a su desnudo. La obvia expectación generada por el filme se disparó aún más si cabe debido a que Portman ha sido una de las mayores detractoras del desnudo cinematográfico a lo largo de su carrera. Muy crítica con las compañeras que optaban por exhibirse, Natalie fué finalmente víctima de sus palabras.

«Lamento no haber escuchado a mi intuición. A partir de ahora le prestaré más atención a mis sentimientos. A veces lo más poderoso que puedes hacer es decir no.» Estas son las últimas declaraciones de la actriz, semanas después el estreno de Hotel Chevalier, y que contrastan claramente con sus anteriores sensaciones. En cualquier caso, el cortometraje ha sido una de las más hábiles estrategias comerciales de los últimos tiempos. La atención acaparada por el físico de Portman ha repercutido en The Darjeeling Limited, que ha incluído finalmente el corto en su metraje con la intención de acaparar más público.

Aparte del polémico video, Portman sigue en plena actividad, homenajeando a Julia Roberts, pidiendo calzado para África, participando en charlas financieras, acudiendo a estrenos y posando para revistas. Volver a aparecer como Dios la trajo al mundo no parece formar parte de su agenda por el momento.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.