ARMA FATAL (HOT FUZZ, UK 2007, Acción – Comedia, 120 Minutos)
Dirección:
Edgar Wright.
Guión: Simon Pegg, Edgar Wright.
Reparto: Simon Pegg, Nick Frost, Jim Broadbent, Paddy Considine, Steve Coogan, Timothy Dalton, Martin Freeman, Paul Freeman, Bill Nighy, Lucy Punch, Anne Reid, Billie Whitelaw, Stuart Wilson, Edward Woodward.
Música: David Arnold.

Valoración: 8/10

Resumen: Nicholas Angel es sin duda el mejor policía de Londres. Domina todas las disciplinas de su profesión y su índice de detenciones está por las nubes. Tanta es su habilidad que sus compañeros, hartos de ser dejados en feo por la profesionalidad de Angel, deciden enviarlo a la campiña inglesa. Allí nunca parece pasar nada, hasta que unos extraños accidentes comienzan a aterrorizar al pueblo.

Crítica: Cada año aparecen en la gran pantalla varios filmes dedicados exclusivamente a ridiculizar a algunos de los éxitos del momento. Su aparente ingenio se suele transformar sin embargo en una serie de chascarrillos malintencionados que despiertan la carcajada en momentos puntuales, para luego demostrar al público que no son más que desvaríos pueriles con pretensiones recaudadoras. Como ya demostraron en Shaun of the Dead, Wright, Pegg y Frost se han saltado a la torera las reglas para crear un tipo de parodia con personalidad propia. Filmes que además de meter el dedo en la llaga (y regodearse con ello), cuentan con personajes antológicos, lugares comunes convertidos en reductos para todo y un mensaje distintivo. En Arma Fatal la fórmula se repite pero multiplicando el éxito. Los habituales excesos del cine de acción son llevados a un terreno de pesadilla. Un medio ambiente en el que lo cotidiano, aburrido, tedioso, banal y cursi campa a sus anchas y donde la acción no puede encontrar sino un aterrador retiro. O al menos eso parece. Entre tiros, persecuciones, homenajes, indirectas, conspiraciones extravagantes, enemigos inesperados y talento desparramado, Arma Fatal se revela como la buddy movie absoluta, en la que la verdadera liberación es fliparse sin complejos ni temores en buena compañía. Y como la representación más irónica de lo que suponen la violencia y la muerte para multitud de filmes de acción: un espectáculo leve, frívolo y trivial con el que disfrutar con los colegas las veces que haga falta.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.