El principal motivo del abandono como director del criticado Paul W.S. Anderson de la saga Resident Evil, fue su fijación por realizar el remake de Death Race. Meses después de tomar aquella decisión, el proyecto ya se encuentra bastante avanzado y podemos ver el primer resultado de la producción en forma de esta imagen dedicada al pétreo rostro de Jason Statham. En el filme el actor da vida a un recluso forzado por su maligna centinela a construir un coche y participar en una mortal carrera. Joan Allen e Ian McShane acompañan al ex-Transporter versionando aquel reparto que en 1975 encabezaron David Carradine y Sylvester Stallone. El estreno en España está previsto para el 10 de Octubre.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.