Una de las escenas más recordadas de los últimos años, fue la creada por Steven Spielberg como apertura de Salvar al Soldado Ryan. Su trepidante e hiperrealista visión del Desembarco de Normadía deslumbró al mundo e inspiró multitud de productos con esas mismas pretensiones. Cierto es que Spielberg invirtió una enorme cantidad de potencial y recursos en el rodaje de esa escena. Ahora, años después, 3 diseñadores con la ayuda de tan un equipo que cabe en el maletero de su coche, intentarán realizar la misma hazaña en tan sólo 4 días. ¿Conseguirán un resultado mínimamente digno?

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.