Si hubiera una penalización real por cometer crímenes en la ficción, la pena sobre Jason Statham sería incalculable. El actor se ha consagrado como uno de los «machotes» del cine de acción encarnando a todo tipo de personajes con dos aspectos en común: su frialdad y su poco respeto hacia las leyes básicas. En The Bank Job, Statham aparece acompañado por la dulce Saffron Burrows, perfecto contrapunto a la dureza del Transporter. Ambientada en el Londres de 1971, el filme relata el plan de un grupo de ladrones para robar un banco. A pesar de que objetivo es el dinero, los atracadores se ven envueltos en una trama paralela de conspiraciones políticas al más alto nivel y en la que ellos resultan ser los más inocentes. Dirige Roger Donaldson.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.