El director mexicano Guillermo Del Toro toma la delantera para hacerse con El Hobbit, y ya negocia su incorporación al multmillonario proyecto de New Line.

El caché del azteca, su concepción de la fantasía, su peso mediático, su fanatismo por el original y el hecho de haber trabajado anteriormente con New Line (Blade 2) parecen abrirle las puertas a la producción de Peter Jackson. Aunque el director de El Señor de los Anillos dejará ahora sus responsabilidades habituales, supervisará junto a Del Toro la búsqueda de un guionista y la escritura de un texto que adapte la perseguida obra de Tolkien.

El propio Jackson, Sam Raimi y Alfonso Cuarón son algunos de los últimos nombres que formaron parte de la larga lista de candidatos a liderar el filme.

El Hobbit, que se realizará en dos películas rodadas simultáneamente, narra la búsqueda que el mago Gandalf y el hobbit Bilbo Bolsón llevan a cabo del tesoro del dragón Smaug. Las películas pretenden repetir el éxito de sus predecesoras en las las navidades de 2.009 y 2.010.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.