Si en el primer cartel la protagonista era la víctima y en el segundo el arma, en este tercero el estrellato se lo llevan los villanos. Michael Haneke reconstruye su propia obra ahora con Tim Roth y Naomi Watts como el objetivo de un par de repelentes psicópatas que lucen así de blanco.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.