THERE WILL BE BLOOD (POZOS DE AMBICIÓN, EEUU 2007, Drama, 158 Minutos)
Dirección:
Paul Thomas Anderson.
Guión: Paul Thomas Anderson.
Reparto: Daniel Day-Lewis, Paul Dano, Kevin J. O’Connor, Ciarán Hinds, Dillon Freasier.
Música: Jonny Greenwood.

Valoración: 10/10

Resumen: Tras años de esfuerzo e inenarrables sacrificios, Daniel Plainwiew se ha consagrado como un importante hombre de negocios. Gracias a un misterioso aviso, el petrolero iniciará una nueva excavación en un paraje inhóspito. Nada se interpondrá en su ambición de acaparar más riqueza y poder.

Crítica: Conseguir imaginar, escribir, filmar y estrenar una película perfecta es, más que un desafío, un sueño para cualquier cineasta. No se trata simplemente de saciar la necesidad de desarrollar una obra en la que se ha derrochado el mayor potencial, sino convencer a todo aquel que la vea que realmente se ha marcado la diferencia. Paul Thomas Anderson, viajero habitual por la orilla de la genialidad, se convierte Con Pozos de Ambición en uno de los pocos elegidos capaces de presumir de una obra maestra sin paliativos. En There Will be Blood (más que promesa, precisa clarividencia) la épica se mezcla con la amargura, el sueño americano con el odio, la religión con el negocio, la ambición con la mezquindad, Sam Peckinpah con David Lean y el progreso con la decadencia. Un conjunto preciso, soberbio, escalofriante y humano que bien podría clasificarse como la gran película americana del siglo XXI. Dos genios del séptimo arte conviven a ambos lados de la cámara gracias al ficticio biopic no ya del atormentado Daniel Plainview, sino de una nación retratada sin edulcorantes en un nacimiento tan sucio, doloroso y asqueante como la vida (y la muerte) misma. Anderson ha creado un relato único, que goza de vida propia y que, por si no contara con suficiente potencia, se ve ejecutado por la perfecta (esa es la palabra) interpretación de un Daniel Day Lewis sólo superable por una versión pasada (o futura) de sí mismo. There Will Be Blood es CINE con mayúsculas. Cine esencial, imprescindible, vital. Cine de aquel que conseguía mantenernos toda una tarde ante una pantalla con la boca abierta y sin pestañear.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.