Unos días de ausencia en una misteriosa misión me mantendrán alejado de la actualidad, pero suponen una buena oportunidad para reseñar algunas de las series que a pesar de estar en marcha en Estados Unidos, aún están por ver en España. Todos esperamos su estreno en nuestro país en algún canal en abierto, y si bien algunas ya están apalabradas, de otras aún tendremos que oír hablar. Aún así, y para los que necesiten una guía o una simple recomendación, aquí están estos pequeños artículos como hoja de ruta televisiva para el futuro. Si todo va bien, a lo largo de estos días podréis disfrutar de estos breves comentarios y a partir del Domingo, de las últimas novedades en cine y televisión. Como de costumbre.

 

¿Quién salen?: Lena Headey, la reina de 300, se convierte en Sarah Connor. La frágil Summer Glau es aquí una temible Terminator y Thomas Dekker da vida al mesiánico John Connor.

¿De qué va?: En un futuro no muy lejano, la humanidad ha sido aniquilada por máquinas superinteligentes lideradas por el sistema Skynet. A través del tiempo, las máquinas envían Terminators, robots de aspecto humano con la única misión de acabar con John Connor, el líder de la resistencia humana en el futuro. Pero John es aún un adolescente cuya única protección es su madre Sarah. Juntos intentarán escapar de sus perseguidores a la vez que tratarán de alterar el destino de la humanidad destruyendo a Skynet cuando aún es débil.

¿Y qué tal está?: El mayor activo desde el comienzo de Sarah Connor, es su precedente. Teniendo detrás una saga millonaria como es Terminator, la audiencia está garantizada. O al menos un mínimo interés desde el piloto. Y lo cierto es que no decepciona, al menos en calidad. Algunos, eso sí, han recriminado el tono de la serie, muy distante en espectacularidad (que la tiene) y acción (que la tiene) a las obras originales. Sarah Connor opta sin embargo por un ritmo más sosegado, un tono más íntimo y una apuesta más cercana al primer filme de Cameron, que a sus secuelas. La serie se centra pues en la huída, en el peso del destino y se permite jugar también con esa sempiterna cuestión de lo que nos hace realmente humanos. Todo ello aderezado siempre con la espada de Damocles del apocalipsis como miedo de fondo. Los actores encajan a la perfección con sus icónicos papeles, en especial una Lena Headey bella, sensual, dura y atribulada que ha logrado asimilar a un personaje que hasta ahora era de Linda Hamilton. Tiroteos y balas pasan a un segundo plano en un show que ha optado por la pesada carga que condiciona la vida de sus personajes como principal línea argumental. Muy recomendable para incondicionales de la saga y para quienes quieran seguir una serie de acción intensa pero no pasada de vueltas, que también toca “algo más”. Una notable presentación para lo que está por venir. El día del juicio está cada vez más cerca.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.