¿Quién sale?: Michael C. Hall se transforma en el asesino más famoso de la tele con un trabajo que bien vale todo tipo de halagos. Jennifer Carpenter, protagonista del remake americano de REC, es su díscola hermana.

¿De qué va?: Dexter Morgan es un pacífico y aplicado forense que trabaja para la policía de Miami. Dexter es amable, atento y carismático. Pero por las noches, Dexter saca a relucir su auténtica personalidad. La de un peligroso psicópata que aplaca sus ansias de matar asesinando a todo tipo de criminales que han escapado de las garras de la ley. Pero desgraciadamente para él, esa personalidad tiene que seguir oculta tras su fachada de perfecto compañero, hermano y novio.

¿Y qué tal está?: Sin duda la serie revelación de la anterior campaña, Dexter se ha convertido en un producto imprescindible para todo amante de la ficción televisiva, y su protagonista en un auténtico icono del siglo XXI. Dexter mata y campa a sus anchas por fosas comunes, descuartizamientos y sangre. Para Dexter, la escena de un crimen es el mejor pasamiento, y así se esfuerzan en recordarlo la dicharachera música y la vistosa fotografía de la serie en los momentos más sórdidos. Pero al mismo tiempo Dexter odia a ese ser carismático y agradable que obliga a su verdadero yo a permanecer oculto la mayor parte del tiempo. Dexter es un juego de máscaras crudo y sangriento en el que el asesino es uno más de los muchos que, a su alrededor, pugnan por esconder sus propios secretos. La serie es también divertidísima y muy dinámica, y logra construir progresivamente a su personaje mientras le introduce en una trama cargada de giros a cada cual más cruel. Este proceso viene a demostrar, que para su creadores, Dexter es el verdadero descuartizado, expuesto cacho a cacho ante nuestros ojos mientras élse descubre (y odia) un poco a sí mismo en cada capítulo. Al fin y al cabo, los psicópatas también lloran.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.