Semanas después del estreno de There Will Be Blood, encuentro este cartel dedicado a la figura del inefable, irascible y amargado Daniel Plainview que hasta ahora había quedado sin reseñar en este humilde blog. Gracias al petrolero, Daniel Day Lewis fue recompensado con su segundo Oscar aunque el talento y trabajo de su compañero Paul Thomas Anderson, quedaran sin premio. Aunque como siempre ocurre en  el cine, la verdadera retribución artística la dictaminan cada espectador y el paso del tiempo. De ese juez, nada escapa.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.