No parece que se hayan comido mucho el coco a la hora de buscar el mejor elemento de promoción que ocupa el estrellato de este primer cartel. En Dragon Ball los citados artefactos acumulan todo el poder, y su protagonismo es lógico. Hasta 2.009 habrá que esperar para ver a Goku y los suyos materializados en carne y hueso.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.