Tras destrozar las taquillas con la trilogía de Piratas del Caribe, el director Gore Verbinski ya ha elegido su próximo proyecto.

Se trata de la adaptación de Bioshock, considerado uno de los mejores videojuego de los últimos años y que debido a su impresionante diseño de producción y guión, era un evidente candidato a la adaptación.

En Bioshock tomamos el papel de un náufrago cuyo avión cae en medio del océano. Afortunadamente para el único superviviente del accidente, pronto encuentra las puertas de una ciudad submarina conocida como Rapture. Lo que parece ser una metrópolis utópica, es sin embargo una urbe en total decadencia debido a una adicción que sus habitantes sufren por una extraña droga que dota de diferentes poderes a quien la toma. Rodeado de habitantes desatados, el protagonista irá descubriendo los siniestros secretos de Rapture al tiempo que intenta sobrevivir.

Según Verbinski el diseño visual del juego y la fuerza de sus personajes, así como el desencanto de toda utopía rota, fueron determinantes en su elección. Y sobre todo le resultaron especialmente llamativas las relaciones entre los Big Daddys (individuos acorazados y fuertemente armados) y sus protegidas, las Little Sisters (escalofriantes niñitas genéticamente alteradas).

La película se estrenará en 2.009 coincidiendo con el lanzamiento de la sengunda parte del juego.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.