Se rumorea que Tom Cruise obtendría en breve un gigantesco ascenso en su carrera convirtiéndose en Presidente de los Estados Unidos. En la ficción, por supuesto. ¿Aliviados?

El actor daría vida en 28th Amendment a un recién elegido mandatario que descubrirá que su país ha estado desde la Segunda Guerra Mundial en manos de un siniestro gobierno paralelo.

Para aumentar sus problemas, el comité que dirige este gobierno en la sombra tiene por costumbre asesinar a aquellos que se oponen a sus designios. El personaje de Cruise se convertirá por tanto en su primer objetivo.

El proyecto lleva años dando vueltas e incluso se llego a tener a Jan de Bont fichado como director. Sin embargo será Phillip Noyce el que lleve a las pantallas una de las teorías de la conspiración más famosas, y para la que ya cuenta con Denzel Washington como villano.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.