Paul W.S. Anderson pretende en Death Race una misión casi suicida. Esta es ni más ni menos que revisionar la producción original del mismísimo Roger Corman, que a pesar de ser una auténtica serie Z (o tal vez gracias a ello) caló hondo entre el público convirtiéndose merecidamente en un clásico de culto. Este remake promete ir por parecidos derroteros aunque eso sí, se impone la espectacularidad. Sólo hay que ver este cartel.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.