A pesar de que según él mismo, él representa el futuro mientras que Steven Spielberg pertenece al pasado y no mostrar su plena satisfacción con la última película, los casi 750 millones de dólares recaudados por El Reino de la Calavera de Cristal parecen aliciente suficiente para que George Lucas reclame una nueva aventura de Indiana Jones.

El cineasta estaría dispuesto a contar de nuevo con Steven Spielberg para que este llevara a cabo su visión del personaje. Una que da la espalda a su pasado -algo que defiende Spielberg– y que como en esta última parte, abre nuevas puertas argumentales con un futuro 100% diseñado por Lucas.

Además de ponerse de acuerdo con su compañero, otro desafío para Lucas sería explotar las cada vez más limitadas virtudes físicas de Harrison Ford. A todo esto hay que sumarle la larga lista de proyectos que Spielberg tiene en su agenda.

Dicho de otra forma, más castillos en el aire del visionario de Lucas.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.