Repasando aquellas declaraciones de Oliver Stone en las que insistía en que W sería un biopic imparcial y serio, uno no puede dejar de pensar en que el director tenía un día irónico. Si algo tienen en común todas las promos que han ido apareciendo de la película es que en cada una de ellas se tira con bala -merecidamente o no, es algo que cada uno debe juzgar- contra el presidente norteamericano George Bush. En estos carteles, el susodicho aparece en una actitud demasiado distendida en su sillón del despacho oval.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.