Tras un verano un tanto aciago para la compañía, Fox pretende darle la vuelta a la tortilla el próximo año con un buen número de posibles taquillazos.

La idea es potenciar la franquicia X-Men con nuevos spin-off. Además del de Lobezno, la productora intentaría desarrollar uno de Masacre (interpretado por Ryan Reynolds en la mencionada Wolverine) además de otro basado en jóvenes mutantes que a juzgar por rumores pasados, bien podría ser X-Men First Class o incluso Runaways.

También se trabajaría en una segunda parte / relanzamiento (como los sufridos por Hulk o Punisher) de la malograda Daredevil. Todo este plan pasaría por el consentimiento de Marvel, ahora también productora cinematográfica que este año ha logrado grandes éxitos con Iron Man y El Increíble Hulk.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.