BATTLE IN SEATTLE (Estados Unidos – Canadá 2.008, 98 Minutos, Drama)
Dirección:
Stuart Townsend.
Guión: Stuart Townsend.
Reparto: Isaach De Bankolé, Woody Harrelson, Ray Liotta, Martin Henderson, Michelle Rodriguez, Andre Benjamin, Connie Nielsen, Joshua Jackson, Jennifer Carpenter, Rade Sherbedzija, Isaach de Bankole, Channing Tatum, Ivana Milicevic, Tzi Ma.
Música: Robert Del Naja, Neil Davidge.

Valoración: 6/10

Sinopsis: En 1.999 la ciudad norteamericana de Seattle acogió la reunión de la Organización Mundial del Comercio. La llegada de la entidad a la urbe hacía presagiar las protestas de millares de manifestantes pacíficos en contra de la política económica global. Sin embargo los destrozos provocados por radicales y los abusivos métodos llevados a cabo por la policía, hicieron que la marcha desembocara en una auténtica batalla urbana.

Crítica: Que la historia la escriben los vencedores, es una de esas frases a las que en contadas ocasiones rebate una excepción. Batalla en Seattle sería una de esas contadas salvedades en las que los derrotados pueden dar su propia visión de los hechos. Ya desde su misma concepción, la película del actor y ahora director debutante Stuart Townsend, escapa por completo a la imparcialidad. El filme toma partido evidente por un bando, lo cual es de alabar en una época en la que la habilidad no reside en escoger bien un lado, sino en jugar en ambos a la vez. Sin embargo esta decisión radicaliza el discurso del filme y a pesar de lo justo y loable de su propuesta, su mensaje pierde legitimidad a favor de una visión un tanto sesgada del asunto. Batalla en Seattle es una historia maniquea que alterará un tanto las entrañas de los espectadores ideológicamente más conservadores sí, pero para un apasionado Townsend es la única versión posible cuando uno se posiciona en el lado de los inocentes. El director y guionista intenta incluso humanizar a los “malos” dotándoles de una subtrama propia, pero el desarrollo de la misma no hace sino alimentar el retrato incompleto que recrea esta guerra urbana. Townsend ha tirado bien de agenda colocando a cada uno de su larga lista de familiares, amigos y colegas en uno de esos personajes principales, pero son sin embargo los menos relevantes, aquellos que son simples bajas circunstanciales de los hechos (impactante el discurso de Rade Sherbedzija), los que más ganan precisamente gracias a su sutilidad. Batalla en Seattle es una llamada de atención sobre las injusticias sociales que vive nuestro mundo, sobre la ilimitada codicia de las multinacionales y sobre la pérdida de derechos a los que se expone una sociedad regida por el dinero. Es la visión de un bando sobre un problema global al que el filme, a pesar de su dureza, decide dar un “final feliz”. Aunque como bien se ocupa en recordarnos en sus créditos, por desgracia no es un final. Todo estamos condenados a vivir en este mundo y a lidiar con sus injusticias incluso, después de que aparezca en pantalla el rótulo “The End”.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.