Este año vimos Diary of the Dead, el último filme de Romero que pasó un tanto desapercibido por las carteleras. Como siempre, el maestro aprovechaba un mundo repleto de muertos vivientes para hablar de otras cosas mucho más importantes como, en este caso, la insensibilidad mediática ante las catástrofes de las que informa y al mismo tiempo se lucra. Ahora en su próximo proyecto Romero se ha propuesto tratar las raíces tribales que unen y separan a nuestra sociedad. Para ello situará la acción (mucha, según él) en una pequeña isla atacada por los muertos vivientes, y donde dos facciones mantienen posturas muy distintas respecto al tratamiento que hay que darle a los afectados. Mientras unos abogan por mantenerlos intactos a la espera de un posible remedio para su estado, otros optan por matarlos ante la grave amenaza que suponen para los vivos. Según Romero, los instintos básicos de la civilización estarán tan visibles en la trama como en nuestro día a día. Y pone como ejemplo la reciente carrera presidencial norteamericana, en la que a pesar de su sofisticación y modernidad, aún priman prejuicios raciales y religiosos.

P.D.: Hay gente que ya se ha cuestionado sobre por qué motivo esta primera imagen muestra a un zombi mucho más «sano» de lo habitual. Esa podría ser una de las armas de Romero para crear el conflicto entre sus dos tribus. Es más difícil matar a un monstruo si aún conserva un aspecto humano.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.