John Boorman, director al que recordamos entre otras, gracias a la ya mítica Excalibur, se hará cargo de la enésima adaptación de El Mago de Oz.

En esta ocasión la gran novedad es que la película no será de acción real, sino de la ahora muy de moda animación 3-D. Para realizarla, Boorman contará con 25 millones de dólares de presupuesto.

El filme, al contrario que la legendaria adaptación de la Metro, no será un musical. ¿Se atreverá Boorman con la esperada adaptación más adulta y bizarra del clásico?

Tendremos que esperar hasta 2.010 para comprobarlo, ya que es en ese año cuando se pretende estrenar el filme.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.