BODY OF LIES (Estados Unidos 2.008, 128 Minutos, Thriller-Acción)
Dirección:
Ridley Scott.
Guión: William Monahan.
Reparto: Leonardo DiCaprio, Russell Crowe, Mark Strong, Golshifteh Farahani, Oscar Isaac, Simon McBurney.
Fotografía: Alexander Witt.
Música: Marc Streitenfeld.

Valoración: 7/10

Sinopsis: Roger Ferris es un operativo de la CIA enviado a Irak para trabajar sobre el terreno. Su día a día consiste en intentar contactar con terroristas renegados que le lleven a dar caza a sus compañeros. Pero durante su rutina diaria descubre la pista de Al Saleem, un peligroso líder terrorista que todas las potencias occidentales tienen marcado como un objetivo prioritario. Cuando Ferris comienza la caza de Al-Saleem, pronto descubrirá que su enemigo no le traerá tantos problemas como su jefe Ed Hoffman, un veterano espía que sentado cómodamente en su despacho de Washington, manejará los hilos para dar con su objetivo a cualquier precio.

Crítica: Uno de los subgéneros que ha sufrido un cambio más agresivo en los últimos años, es el de espías. Si antaño se nos mostraba a los agentes como seres carismáticos, invulnerables, sofisticados y un pelín snobs que vivían en un mundo de lujo casi colorista, ahora estos son simples funcionarios maltratados no ya sólo por su brutal enemigo, sino por sus mandos y un universo que, como dice el título, está construído a base de mentiras. Ahora este mundo ya no tiene villanos de opereta y mujeres fatales, sino que su mayor peligro son las siniestras estratagemas a las que recurren ambos bandos -terroristas desalmados y gobiernos aterrorizados- y en las que el más inocente suele ser la víctima más común. Tanto ha cambiado el género en unos años que, por ejemplo, esta de Ridley no se parece demasiado al Juego de Espías de su hermano Tony pese a compartir esa visión pesimista de la profesión y la omnipresente relación entre maestro y alumno. En esta Red de Mentiras, Crowe es más cínico que Redford, los enemigos más crueles y Ridley prefiere beber de nuevos éxitos como Bourne o Syriana, que de viejos clásicos como LeCarré. Esta es una guerra moderna, global, silenciosa hasta que ocurre lo inevitable y que requiere el espectacular tratamiento visual y rítmico marca de la casa Scott. En esto sobresale Ridley, uno de los mitos vivos de Hollywood y uno de los pocos nombres capaces, por sí solo, de crear expectativas en torno a cualquier proyecto. En crear una atractiva y entretenida cortina de humo, de ritmo constante y escenas espectaculares, mientras nos tragamos, casi sin enterarnos, una historia cuyos derroteros ya conocemos. Red de Mentiras es un thriller resultón y entretenido, liderado por dos actores en un gran momento profesional, carente de la maestría de obras recientes de su director como American Gangster y que tiene la virtud (o la tara) de parecer mucho más de lo que es.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.