Además del genio de Neil Gaiman, en Coraline también deja su huella Henry Selick, algo que se nota perfectamente en el aspecto final de la película. Y también en este nuevo cartel, más colorista, vistoso y delirante que su predecesor y en el que se advierte algo obvio teniendo en cuenta la carrera de los implicados. Que esta aventura es demasiado rara como para ser descrita con palabras.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.