Tal vez tengamos que ir acostumbrándonos a esta imagen de los personajes de Perdidos. Atrás quedan ya los vaqueros rotso, las camisas dehilachadas, los jerseys sucios, el pelo grasiento, las cicatrices y la roña. Así de elegantes (y favorecidos) se muestran los protagonistas de la serie más enervante de los últimos años y que vuelve a las pantallas el mes que viene. Nótese el posicionamiento privilegiado de las bellas féminas respecto al de sus compañeros. Podéis verla a mucha mayor resolución pulsando sobre la imagen.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.