Cuando ya pensábamos que la franquicia Bourne había cerrado con gran éxito, se nos comunicó hace meses que de eso nada. El éxito de las aventuras del espía ha sido tan grande, tanto entre el público como entre la crítica, que su regreso era inevitable. Sin embargo para esta cuarta parte hay un gran problema, y es que el combustible de ideas que llegaban desde las novelas de Ludlum, se ha agotado. Es por ese motivo por el que sus productores buscan nuevos argumentos que puedan adaptarse al agente. Por ahora la historia que más les han convencido es The Parsifal Mosaic, novela del propio Ludlum en la que, sin embargo, Bourne no es el protagonista. La historia se centra en un espía americano enamorado de una compañera que, justo antes de su muerte, es descubierta como agente doble. Retirado de la agencia, el espía seguirá la pista de su difunta amada para descubrir que esta tal vez viva y forme parte de una intrincada conspiración. Esta noticia daría al traste con previas declaraciones de los productores de la secuela, que garantizaron que esta nueva aventura sería totalmente original y no usaría ninguna novela de Robert Ludlum como base.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.