Esto cada vez se parece más al reparto de una película de Quentin Tarantino. Rostros otrora famosos que ahora se lanzan a la serie B por compañerismo y por esperar un indicio de resurrección en sus carreras. Este no es tanto el caso de Jason Statham, Jet Li o Forest Whitaker, cuyas carreras -cada uno en su ámbito- siguen siendo rentables, pero sí el de Dolph Lundgren y Sylvester Stallone, artífice de este proyecto. A este grupo de olvidados podría unirse Sandra Bullock, actriz imprescindible hace unos años y que ahora deambula de un filme a otro. Compañera de Sly en la mítica Demolition Man, Bullock sería en el thriller una agente del gobierno a la caza un grupo de mercenarios que a su vez, tienen la difícil misión de derrocar un gobierno en latinoamérica.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.