GRAN TORINO (Estados Unidos 2.008, 116 Minutos, Drama)
Dirección:
Clint Eastwood.
Guión: Nick Schenk.
Reparto: Clint Eastwood, Bee Vang, Ahney Her, Christopher Carley, John Carroll Lynch.
Fotografía: Tom Stern.
Música: Kyle Eastwood y Michael Stevens.

Valoración: 9/10

Sinopsis: Walt es un anciano grosero, duro y chapado a la antigua. Tras la muerte de su esposa y el pasotismo por parte de su propia familia, la personalidad de Walt se agria aún más si cabe. Para completar su resentimiento, su barrio parece estar plagado de koreanos, gente a la que combatió en la guerra años atrás y a la que ve como unos bárbaros. El único alivio para Walt es su Gran Torino, un coche legendario que cuida con extremo cariño. El intento de robo del coche por parte de uno de sus vecinos orientales, cambiará la vida de Walt para siempre.

Crítica: Imaginemos que topamos con un niño pequeño, alguien recién salido del coma o un solitario eremita. Es decir, alguien que por sus circunstancias no ha estado en contacto con la actualidad durante un tiempo. Imaginemos que estos individuos nos hacen una serie de preguntas y que nosotros, con menor o mayor sabiduría, se las intentamos responder. Inquiridos por qué o quién es Clint Eastwood y a qué se dedica, nuestra respuesta sería sencilla. Tan sólo tendríamos que sugerirles ver Gran Torino para que comprendieran a la perfección el cine Eastwood. No en vano, la última película de este genio es la máxima definición de su visión del séptimo arte y tal vez, de la vida. Es el retrato absoluto de su idiosincrasia y su metodología delante y tras las cámaras. Viendo Gran Torino nuestros nuevos amigos descubrirían a un cineasta capaz de rodar dos pequeñas joyas en apenas meses, de dominar con mano de acero la narración, de convertir una historia nimia y tópica en un retrato profundo de la sociedad moderna, de mostrarse a sí mismo como un ser de otro tiempo atapado en un mundo que no comprende, de bordar un final legendario sin aparente esfuerzo. Gran Torino, enésimo filme crepuscular de un astro cuyo brillo aumenta con el tiempo, es una demostración más de lo que significa ser un genio, que no es otra cosa que estar dotado de la capacidad de convertir lo sencillo en algo sobresaliente. Viendo Gran Torino se comprende a Clint Eastwood. Se le contempla como una leyenda viva más que como a un creador actual. Se admira lo que hace y cómo lo hace. Viendo Gran Torino, ese niño pequeño, ese enfermo, ese solitario… nos empezarían a preguntar sin remedio, curiosos y embelesados, por Sin Perdón, Mystic River, Cartas Desde Iwo Jima, El Bueno, el Feo y el Malo, Harry el Sucio…

Estreno en España: 20 de Febrero.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.