FLAMMEN & CITRONEN (Dinamarca – Alemania 2.008, 130 Minutos, Drama Bélico)
Dirección:
Ole Christian Madsen.
Guión: Lars K. Andersen y Ole Christian Madsen.
Reparto: Thure Lindhardt, Mads Mikkelsen, Stine Stengade, Christian Berkel, Hanns Zischler, Peter Mygind, Lars Mikkelsen, Flemming Enevold, Jesper Christensen, Claus Riis Østergaard.
Fotografía: Jørgen Johansson.
Música: Karsten Fundal.

Valoración: 8/10

Sinopsis: 1.944. Dinamarca ha sido invadida por el ejército nazi. A pesar de que una gran parte del país espera inactivo la derrota del Tercer Reich, un grupo de resistentes intenta vapulear al enemigo día a día. Entre ellos destacan Flame y Citron, dos amigos que llevan a cabo peligrosos asesinatos contra colaboradores y oficiales del enemigo. Sin embargo, y a pesar de su extrema efectividad, muchos daneses ven las acciones de la resistencia como un elemento reaccionario que podría provocar venganzas en la población por parte de los alemanes.

Crítica: El tema de la resistencia contra un enemigo superior, cruel y casi indestructible sigue siendo jugoso para el cine y como demostración de esta atracción, simplemente hay que repasar la cartelera. Ahí tenemos Defiance, a la vuelta de la esquina, justo una semana después del estreno de esta Flame y Citron. Sin embargo esta notable película danesa guarda más similitudes con El Libro Negro, filme holandés de Paul Verhoeven, que con su próxima competidora. Si la cinta de Zwick es una ficción un tanto distorsionada en beneficio del heroísmo, esta es un cuadro oscuro, siniestro y verosímil sobre los duros métodos de esos héroes. Por algún motivo ambas películas europeas se han decantado por mostrar la resistencia como un movimiento destructivo pero necesario, cuyos miembros eran valientes y entregados ciudadanos, capaces de cometer actos de dudosa moralidad por el bien común de su patria, y no héroes de corazón dorado, blanca armadura e intenciones angelicales. Por alguna razón, la resistencia europea recordada desde el punto de vista europeo no es tan heroica, inmaculada y perfecta como se retrata en el cine norteamericano, pero no por ese motivo, se la aclama, recuerda o admira menos. Tal vez hemos aceptado que los héroes no tienen tienen que alcanzar la perfección ni la corrección política para serlo, sino que simplemente han de hacer lo que es necesario para ganarse el agradecimiento eterno de su pueblo. Esta Flame y Citron es un thriller sobrio, hiperrealista e interesantísimo sobre los retorcidos juegos de traiciones y mentiras a los que se veían sometidos unos ciudadanos, otrora pacíficos y productivos, que impulsados por la necesidad se ven convertidos en monstruos sanguinarios a los que la historia ha pintado de héroes a la fuerza, y a los que aquí no se tiene miedo de dibujar como seres imperfectos, inseguros y brutales. La notable ambientación, una dirección austera, una magnífica narración y unos magistrales Lindhardt y Mikkelsen convierten a esta película en la extraña confirmación de que en tiempos desesperados, no se necesitan tanto héroes, como gente dispuesta a CASI cualquier cosa por defender un ideal. Muy recomendable si se quiere contemplar una perspectiva no-hollywoodiense sobre esta temática.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.