TRANSPORTER 3 (Francia 2.008, 105 Minutos, Acción)
Dirección:
Olivier Megaton.
Guión: Luc Besson y Robert Mark Kamen.
Reparto: Jason Statham, Francois Berleand, Natalya Rudakova, Robert Knepper, Jeroen Krabbe, Alex Kobold, David Atrakchi, Yann Sundberg, Eriq Ebouaney, David Kammenos, Silvio Simac.
Fotografía: Giovanni Fiore Coltellacci.
Música: Alexandre Azaria.

Valoración: 4/10

Sinopsis: Frank Martin vuelve a estar retirado pero como de costumbre, un suceso le volverá a colocar en la brecha. Un peligroso grupo criminal al servicio de unas macrocorporaciones, está haciendo chantaje a un ministro ucraniano para que este país se haga cargo de los residuos que crean estas empresas. Este plan parece estar estrechamente relacionado con la nueva misión de Frank. Trasladar a una chica de Marsella hasta Odessa. Pero como siempre, el trayecto no será nada sencillo.

Crítica: La «sensación deja vu» que producen las películas de Transporter es una expresión que se queda muy corta para describir esta franquicia. Más que una continuación, cada nueva entrega de las aventuras de este personaje es una auténtica reedición de su predecesora. Puede que cambien los villanos, las chicas y las escenas de acción -a cada cual más pasada de vueltas- pero la dinámica es siempre la misma. El estiloso Frank Martin acepta a regañadientes una peligrosa misión en la que hay una chica ligera de cascos -y si se puede, también de ropa- un malo malísimo y muchos otros igual de malos, pero más fáciles de aniquilar a los que ir finiquitando por el camino. En esta tercera parte la fórmula se repite al milímetro con eso sí, unos cuantos minutos de esperanza en su comienzo. En esa media hora inicial parece que, a pesar de que ya conocemos la historia, esta vez habrá cierta contención. Y lo cierto es que en algunos momentos la hay pero aunque esta nueva entrega mejora a la anterior, nunca llega a encantarnos. Statham sigue muy cumplidor al nivel físico -con lo poco que le exige el personaje al nivel dramático- haciendo todo tipo de cabriolas y coregrafías en las que eso sí, a veces deseamos que el invencible Frank Martin sufra un poco. Aún así el currante de Statham resiste el tirón del genial villano encarnado por Knepper y sobrepasa con creces a una insulsa Rudakova con la que tendrá una, aún más, anodina relación. Caso aparte merece Luc Besson, desde hace un tiempo detrás de las cámaras donde, al parecer, todo lo que toca se convierte en un descalabro. De calidad, entendámonos, porque mientras esta Transporter se comporte en taquilla, el francés no tardará en idear otra secuela-copia-reedición de esta misma. En definitiva, más de lo mismo. Si te gustó lo que viste anteriormente, no dudes en pasarte por la taquilla porque no te decepcionará. Si por el contrario esperas algo nuevo de esta mezcla entre James Bond y Hitman… este viaje no es para ti.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.