De este rumor se han hecho mayor eco medios especializados en el mundo del videojuego, que los de cine, tal vez como síntoma de que esta franquicia ha rendido más en las plataformas de juego que en la gran pantalla. Aunque muchos daban por muerta la saga cinematográfica Tomb Raider, Paramount se podría estar planteando una nueva secuela que se rodaría en 2.010 con 2.011 como fecha posible de estreno. Para ello contemplan un cambio en el papel protagonista que hasta ahora había recaído en Angelina Jolie. La cotización de la actriz ha subido como la espuma desde entonces y se busca una opción más barata, joven y atractiva. Por ello al parecer se han fijado en Megan Fox, que pese a su limitada filmografía -su mejor interpretación por el momento ha sido levantar el capó de un coche en Transformers-, ha sido capaz de amortizar cada minuto en pantalla con millares de apariciones en los medios. Fox sería la enésima Lara Croft, ya que varias modelos -entre ellas Rhona Mitra– han dado vida al personaje en su vertiente publicitaria.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.