La muestra más clara de que Mickey Rourke se ha vuelto a poner muy de moda, es que cada semana le sale un nuevo proyecto. El último en aparecer en su poblada agenda es el thriller de  acción independiente St. Vincent, que dirigirá Walter Hill. La trama se centra en un viejo asesino a sueldo que en su última misión se ve forzado a regresar a su antiguo barrio y, para pasar desapercibido, se tendrá que hacer pasar por un sacerdote. Si la misión ya es complicada bajo esa fachada, se volverá aún más extraña cuando se convierte en confesor y confidente de su objetivo. La producción comenzará este mismo año uando la agenda de Rourke lo permita. 

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.