Esta es otra nueva muestra de que los genios piensan igual y tarde o temprano, terminan coincidiendo. Que dos artistas totales como Brett Ratner y Rob Liefeld unan por fin sus caminos es una señal cósimica que marcará el futuro de la raza humana. A través de la distancia y el tiempo, Ratner y Liefeld por fin se han encontrado el uno al otro, se han mirado y han tenido la misma experiencia que al hacerlo frente a un espejo. Por fin han encontrado a su equivalente, a su doble perdido en este mundo.

Ratner ha puesto un enorme interés en hacerse con los derechos de Youngblood, por los que se ha pagado un buen dinero proveniente de los bolsillos de la compañía Reliance. Todo merece la pena para Ratner, ya que admira el potencial de este tebeo que se ha convertido, según él mismo, en una pasión personal que comparte con mucha otra gente. Millones.

Se supone que Ratner dirigirá el proyecto -retitulado Infinity– aunque podría aparecer simplemente como productor y ceder ese puesto a Sylvain White. John Collee se hará cargo del guión.

Youngblood son las aventuras de un estereotipado grupo de superhéroes -no por voluntad propia, Liefeld es así- al servicio del gobierno de los Estados Unidos, que ejerce una continua supervisión sobre las actividades del mismo.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.