A COMPLETE HISTORY OF MY SEXUAL FAILURES (Reino Unido 2.008, 89 Minutos, Documental – Comedia)
Dirección:
Chris Waitt.
Guión: Chris Waitt y Henry Trotter.
Reparto: Chris Waitt, Hilary Waitt, Alexandra Boyarskaya, Danielle McLeod, Olivia Trench.
Fotografía: Steven Mochrie.
Música: Born Ruffians y Grizzly Bear.

Valoración: 6/10

Sinopsis: Las relaciones del director Chris Waitt han sido siempre un desastre, hasta el punto de afirmar que absolutamente todas sus novias le han dejado. En contra de lamentarse por su penosa situación sentimental, el cineasta decide coger su cámara y entrevistar a todas sus antiguas parejas, para así averiguar las razones que les hicieron abandonarle. A través de una serie de situaciones estrafalarias, Chris se irá dando cuenta de sus verdaderos problemas para entablar una relación seria.

Crítica: Los tíos somos unos capullos. Asumámoslo. lo somos. Y los pocos que no, tienen que asumir que pagarán por los pecados del resto. El caso es que la mayoría de los tíos somos unos capullos, pero hay una minoría de tíos especialmente capullos. Unos que han hecho de su condición un desafío que intentan superar día a día. Minuto que pasa, más capullos intentan ser. Y a menudo lo logran con gran éxito. El caso es que Chris Waitt es uno de estos tíos especialmente capullos. Uno se da cuenta prácticamente al minuto de metraje. ¿Por qué te dejan tus novias? Por Dios tío, mírate. Lo bueno es que Waitt parece haber asumido del todo su condición sin necesidad de sacar conclusiones de estas estrafalarias circunstancias en las que su proyecto le sume. Chris Waitt sabe que es especialmente capullo y a lo largo de toda la película lo explota en su beneficio. Muchas partes están cargadas de verosimilitud y verdades como puños mientras que otras, tal vez por hacer el producto más vendible, son una pasada de rosca destinadas únicamente a despertar la risotada entre el respetable. Por ejemplo, el señor Waitt se permite hablar sin pudor durante casi 40 minutos de su pene para luego recapacitar, frente a la cámara, de que esa no era su meta cuando concibió esta película. Otras situaciones merecen más ser vistas que narradas, ya que de contarlas aquí seguramente no me creeríais. Por eso este filme no es exactamente un documental si entendemos este género como uno cercano al periodismo en el que, por tanto, la verdad prima sobre la forma. Es, tal vez, un documental que se ha convertido en una comedia romántica camuflada. O en una comedia romántica disfrazada de documental. El caso es que muchas situaciones son de guión y algunas, como se confiesa en los créditos finales, se han rodado de nuevo en beneficio del drama. En cualquier caso, la carcajada está asegurada al igual que muchos otros «mea culpa». Un producto original que ya tan sólo por tener los arrestos de estrenarse el día de San Valentín, merece todos nuestros respetos. ¿Hartos de que las chicas os arrastren a las comedias románticas de siempre? Pasáos a ver a Waitt. No lo lamentaréis. O tal vez sí. Sobre todo si váis al cine con ella al lado y empieza a comprender que muchos de los síntomas que muestra este cineasta, son endémicos en el género masculino.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.