Parece que Nottingham, la que se anunciaba como la adaptación más atípica de Robin Hood, se está olvidando de sus raíces para volver a lo tópico y seguro. De partida, el título olvida al villano y se centra en el famoso héroe. El filme de Ridley Scott se llamará de ahora en adelante Robin Hood y la producción comenzará en apenas dos meses, tal y como ha confirmado el propio director. Scott también ha desvelado algunos detalles interesantes, como que se acabó aquella idea de tener a Russell Crowe dando vida a ambos personajes. El australiano será el famoso ladrón, aquí un arquero venido de las cruzadas y a las órdenes de Ricardo Corazón de León. Este detalle parece que afectará bastante al personaje que, curiosamente, sería el nexo con la campaña que ya retrató Scott en El Reino de los Cielos. Todas las papeletas para interpretar al villano Nottingham las tiene Mark Strong, formidable actor que se vería las caras con Crowe y con un reparto desconocido, ya que los nombres que han ido bailando a lo largo de estos meses aún no han sido confirmados. Si Scott es fiel a su palabra de comenzar el trabajo en ocho semanas, es obvio que pronto tendremos noticias respecto al elenco de esta ambiciosa -ahora un poco menos- superproducción.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.