Para los que dudaban de la decisión de la Academia al colocar a Hugh Jackman como maestro de ceremonias en la gala de este año, la noche de ayer habrá sido una auténtica epifanía. El australiano demostró un control absoluto de la gala aportando momentos legendarios, como su particular visión de las mejores películas del año que aparece en este video, y para el que contó con la colaboración de Anne Hathaway. Ayer Jackman ha demostrado al mundo entero lo que significa ser una auténtica estrella de cine. Control innegable en múltiples facetas, talento y una habilidad incomparable para sorprender. Sencillamente perfecto.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.