Dos nuevos proyectos para Megan Fox con los que por fin parece dejar en feo aquella frase que la situaba más en fiestas y eventos, que delante de las cámaras. El primero es Fathom, adaptación del cómic del malogrado artista Michael Turner. Lo cierto es que desde que se anunció el proyecto el nombre de Fox estaba en mente de todos para el papel de Aspen Matthews, una bioóloga marina que descubre una ancestral civilización en el océano, al tiempo que se hace poseedora de unos magníficos poderes relacionados con el agua. Por supuesto Aspen viste escuetos modelitos para su actividad, por lo que se aprovechará el físico de Megan Fox al 100%, lo que supone en el fondo gran parte del reclamo de la película basada, afrontémoslo, en una superheroína un tanto desconocida para el gran público.

El segundo proyecto en el que aparecerá la starlet está también sacado del mundo del cómic. Se trata de la adaptación de Jonah Hex, de la que ya hemos hablado bastante en este blog. En la película compartiría protagonismo con Josh Brolin y John Malkovich, ambos ya cerrados como estrella y villano del filme. En contra del estereotipo del género, Fox no sería una damisela en apuros sino una dura pistolera que se convertiría en el interés romántico de Jonah Hex. Curiosamente estos anuncios se realizan días después de que la deseada actriz comunicara la rutprua del compromiso que mantenía desde hacía años con el también actor Brian Austin Green (Las Crónicas de Sarah Connor) pasando así a ser la soltera más codiciada de todo Hollywood.

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.