El hombre de la trilogía de la venganza (véanse Sympathy for Mr. Vengeance, Oldboy y Sympathy for Lady Vengeance, y véanse sin falta) Park Chan-Wook, vuelve con Thirst, un título que se antoja muy adecuado para la historia que narra. La película nos muestra las desventuras de un sacerdote que debido a un experimento científico, termina convertido en un vampiro. El ya mítico actor Song Kang-Ho (The Host, Memories of Murder) da vida al atribulado religioso. Entre nosotros está ya su primer trailer, que promete traernos la mejor versión de Wook, y el cartel de la cinta, que ha sido censurado en Corea.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.