FAST & FURIOUS (Estados Unidos 2.009, 107 Minutos, Acción)
Dirección:
Justin Lin.
Guión: Chris Morgan; basado en los personajes creados por Gary Scott Thompson.
Voces V.O.: Vin Diesel, Paul Walker, Michelle Rodriguez, Jordana Brewster, John Ortiz, Laz Alonso, Gal Gadot, Shea Whigham, Tego Calderon, Liza Lapira.
Fotografía: Amir Mokri.
Música: Brian Tyler.

Valoración: 5/10

Sinopsis: Un doloroso suceso obliga a Dom Toretto a volver a los Estados Unidos en busca de venganza. Allí volverá a coincidir con Brian O’Conner, el agente del FBI que cinco años atrás le dejó escapar, para percatarse que ambos persiguen el mismo objetivo: dar con un peligroso narcotraficante que recluta pilotos con el fin de cruzar droga por la frontera. Dom y Brian se infiltrarán en la organización del misterioso criminal formando parte de su equipo de conductores.

Crítica: Pocas franquicias surgidas en la última década pueden presumir de contar con más de tres películas en su haber. El tres parece un número maldito, que muy pocas han conseguido sobrepasar. Ya sea por la sensación de círculo cerrado que da la palabra trilogía, o por el miedo de volver a arriesgarse con un producto que empieza a oler a chamusquina, las productoras rara vez se animan con una cuarta parte. Esta Fast & Furious supone la excepción que confirma la regla. La saga del neumático hace valer su presencia en las salas, una vez más, gracias a sus extraordinarios números en taquilla, sin lugar a dudas, el gran mérito de este campeón. Como gran aliciente, esta cuarta parte ha logrado reunir al cuarteto del original, un filme ya antológico entre sus seguidores, y cuyo nivel no habían logrado alcanza ninguna de sus secuelas. Esta nueva entrega, por desgracia para sus fans, no logra seguir el ritmo de aquella primera parte pero, eso sí, mantiene vivos sus ideales. Sigue habiendo acción a raudales, coches de gran cilindrada, persecuciones al límite -de lo creíble-, mujeres de infarto, malos malísimos, un Vin Diesel de nuevo atrapado -por voluntad propia- en un personaje gélido y una gran mentira. Esta película, por desgracia, es cosa de hombres, un mano a mano constante entre Diesel y Walker en el que la presencia de (la, según ella misma, maldita) Rodríguez y Brewster es totalmente testimonial. Tal vez para hacer olvidar a la pareja de féminas, se nos presenta a la joven israelí Gal Gadot, una excepcional belleza en el papel de otra de esas insulsas chicas-copiloto-adorno que campan a sus anchas por este título. En definitiva, una película con un buen ritmo, grandes dosis de entretenimiento y mucho más de todo eso que tanto gusta a sus fans y que bien se cuida de entrar por la vista. Si lo hiciera por el olfato, percibiríamos un intenso olor a rueda quemada.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.