Una gran parte del público de Las Crónicas de Sarah Connor vive permanentemente engañado. Se dice a sí mismo que no, que no es uno de tantos que ven la serie debido a sus atractivas protagonistas, ¿pero acaso es verdad? Para bien o para mal, el show de Fox ha convertido a Summer Glau en un icono nerd y en una de las mayores musas de la televisión. Lo dicen las encuestas. El friki medio adora a Summer Glau. A la Summer Glau actriz aún más que a su personaje de la fría e inquietante Terminator Cameron. ¿Cómo es posible? La intérprete ha sabido ganarse a sus fans tirando de simpatía y humildad en un buen número de convenciones, donde se ha mostrado como una estrella incipiente, carismática y talentosa, y a la vez perfectamente accesible. Glau ha cambiado, y ha dejado de ser aquella bailarina de ballet -esta galería es un pequeño autohomenaje a ese pasado- que intenta ser actriz, para convertirse en la “chica de la tele” gracias a su participación en series como Firefly, The Unit, Los 4400 o la propia Sarah Connor. Pero hasta ahora Summer nos tenía engañados tapando su lado más sexy, ese que la hace parecer un Sigourney Weaver remasterizada y convertida, quién lo diría, en uno de los malos.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.