LAT DEN RÄTTE KOMMA IN (Suecia 2.008, 114 Minutos, Drama – Fantástico)
Dirección:
Tomas Alfredson.
Guión: John Ajvide Lindqvist; sobre su propia novela.
Reparto: Kåre Hedebrant, Lina Leandersson, Per Ragnar, Henrik Dahl, Karin Bergquist, Peter Carlberg, Ika Nord, Mikael Rahm, Anders T. Peedu, Pale Olofsson.
Fotografía: Hoyte Van Hoytema.
Música: Johan Söderqvist.

Valoración: 9/10

Sinopsis: Oskar es un niño solitario que sufre los abusos diarios de un grupo de compañeros de clase. Cada noche, Oskar se refugia en la soledad del patio de su casa tramando una venganza que nunca llega. Una noche Eli, su nueva vecina, irrumpe en el lugar. A pesar de la seriedad y las rarezas de Eli, pronto se hacen inseparables y el amor surge entre ambos. Lo que Oskar desconoce es que Eli es en realidad una vampira causante de lso crímenes que asolan la ciudad.

Crítica: Parece que lo que tercia es sacar a relucir Crepúsculo, fenómeno teen del momento, y compararla con esta brillante Déjame Entrar. Tal vez sería lo más conveniente, pero hablando con sinceridad, sería similar a comparar un equipo de élite con uno de jubiladdos de barrio y decir que lo que ambos hacen es jugar al fútbol. Todo lo que Crepúsculo es, Déjame Entrar lo ignora. Todo lo que Crepúsculo tiene, a Déjame Entrar le sobra. Y viceversa. Si aquella necesitaba continuamente de los habituales efectismos del cine comercial norteamericano, para esta obra maestra del cine fantástico serían un lastre, una redundancia, ya que todo el drama, toda la tensión cae sobre los hombros de sus personajes y sus circunstancias. Habiendo un guión así, consistente, duro, sobrio y desgarrador, ¿para qué incluir las peleas y romances de turno? ¿Para qué intentar conquistar al espectador por los ojos, cuando se le está tocando el alma? Déjame Entrar es un crudo relato sobe los problemas de la madurez, sobre el amor imposible, sobre las distancias entre personas diferentes que, aunque ni siquiera lo sepan, no son tales. Es un mórbido experimento sobre los sentimientos humanos cargado de sangre. Es un cuento fantástico lleno de realismo. Es una fábula sobre vampiros que retrata al ser humano. Es una obra infantil tan siniestra y oscura que sólo es apta para el público adulto. Alfredson ha dirigido una pequeña joya con pulso firme, narración magnífica y que a pesar de – y por supuesto, gracias a- su tono, es absolutamente absorbente. Bien narrada, bien ambientada, sorprendentemente bien interpretada, Déjame Entrar sería la película fantástica del año. Pero desafortunadamente, si el cine es un negocio, lo que marca el éxito son los números, y no ese dolor en el pecho, ese zumbido en los oídos, esa visión borrosa, que sentimos al ver obras como esta.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.