KTARSIS
Revista Online del Entretenimiento Audiovisual


Críticas

22 octubre, 2017

Crítica: MAN ON WIRE, de James Marsh

MAN ON WIRE (Reino Unido – Estados Unidos 2.008, 94 Minutos, Documental)
Dirección:
James Marsh.
Guión: James Marsh; sobre el libro de Philippe Petit “To reach the clouds”.
Documental – Intervenciones de: Philippe Petit, Jean-Louis Blondeau, Annie Allix, Jim Moore, Mark Lewis, Jean-François Heckel, Barry Greenhouse, David Foreman, Alan Welner.
Fotografía: Igor Martinovic.
Música: Michael Nyman y J. Ralph.

Valoración: 9/10

Sinopsis: El 7 de Agosto de 1.974 puedo verse en Nueva York un espectáculo memorable. Un joven francés llamado Phillipe Petit, ayudado por sus más próximos colaboradores y amigos, había tendido un cable entre las Torres Gemelas para, a más de 400 metros de altura, cruzarlo haciendo ejercicios de funambulismo. Este acto, calificado como el crimen artístico del siglo XX, dió la vuelta al mundo. Pero ¿qué motivó a Petit para realizar esta aparente locura? ¿Cómo lo consiguió?.

Crítica: ¿Qué interés puede tener una película que va de un tipo que camina sobre un cable? Supongo que más allá de gustos cinematográficos o la simple admiración por el arte, la respuesta a esa pregunta tiene que ver más con la actitud ante la vida de cada uno. Man on Wire, aparente documental sobre una chocante locura es, sin embargo, una oda al arte, un vibrante relato al estilo thriller y un espectáculo emocionante. Absolutamente conmovedor. Tanto como el mismo que logró, aquel día de 1.974, hacer levantar la vista a una de las ciudades más importantes del mundo y encontrar en su cielo la respuesta a todos los sueños. Para algunos fue una locura, un riesgo, un sinsentido. Para otros fue una obra de arte, una llamada de atención, un acto salvaje, chocante, fuera de lugar y terriblemente sentimental. Para Petit, fue la culminación de un sueño. Uno por el que merecía la pena vivir y luchar y tal vez, si hubiera sido necesario, morir. Para Petit, aún hoy apasionado con su experiencia, la vida no tiene sentido si no se vive para alcanzar los sueños. O mejor aún, el único sentido de la vida es alcanzarlos. ¿Cómo vivir el día a día, enclaustrado en el sinsentido, en la mediocre monotonía, sabiendo que con cada segundo que pasa esas ilusiones se hacen cada vez más distantes? ¿Más improbables? Man on Wire no va sólo de un hombre que camina por un cable. Man on Wire, aunque suene exagerado, habla del sentido de la vida. De intentar dejar una marca no ya tanto en los demás, sino en uno mismo. De alcanzar una plenitud personal aunque sea arriesgándolo todo. Y como dice Petit, sabiamente, de vivir cada día como un desafío. De vivir cada día en la cuerda floja y saber que el riesgo merece la pena.






Un Comentario


  1. Curiosamente tambien la vi yo hace poco, es increible como puede emocionar tanto un documental.



Deja un comentario