El actor Hugh Jackman ya piensa, al igual que los responsables de la producción de Fox, en una segunda parte de X-Men Origins: Wolverine. Los buenos resultados en taquilla de la película parece un motivo más que suficiente para lanzar una secuela que estaría centrada en la etapa de aprendizaje samurái del personaje. Jackman, con su compañía Seed, también prepara el thriller Drive, en el que será un piloto de carreras que por las noches se ofrece como conductor de fuga para todo tipo de crímenes, y el thriller Personal Security, en el que dará vida a un duro policía que deja su trabajo para encargarse de la seguridad de una joven estrella que ha sufrido amenazas de secuestro.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.